En un período de cuatro años, el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) recaudó hasta 19 mil millones de dólares, en concepto de fianzas de parte de personas que pagaron y al final resultaron inocentes, asegura la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Utilizando los datos de detención de la policía local, los investigadores de Million Dollar Hoods, de UCLA, encontraron que las personas arrestadas por esta agencia entre el 2012 y el 2016 pagaron fianzas que reunieron máas de $19,386 millones.

Encarcelados por ser pobres

Asimismo, otros arrestados pagaron más de 17 millones en efectivo a la corte y un estimado de 193 millones en depósitos no reembolsables de fianzas.

Además, el informe encontró que la mayoría de las personas con fianza impuestas en su contra nunca la pagan, lo que significa que permanecen encerradas a pesar de que al final no son condenadas.

Los autores del informe, Isaac Bryan, Terry Allen y Kelly Lytle Hernández, sugieren que todo esto se debe a la pobreza.

Las principales conclusiones del informe, titulado "El precio de la libertad: La fianza en la ciudad de L.A.", incluye que los residentes de los Distritos del Concejo 8 y 9 tuvieron la mayor cantidad de libertad bajo fianza, impuesta en su contra en el período de cinco años, así como las tasas de desempleo más altas.

De los $193 mil millones pagados a los agentes de fianzas entre el 2012 y el 2016, los latinos pagaron $92.1 millones y los afroamericanos pagaron $40.7 millones, mientras los anglosajones pagaron $37.9 millones. Casi $4,000 millones se aplicaron a personas sin hogar.

"Esta es una cifra sorprendente que los residentes de Los Ángeles, que aún no han sido condenados por ningún crimen, tengan que pagar por su libertad", cuestionó Hernández, directora interina del Centro de Estudios Afroamericanos Ralph J. Bunche, de UCLA.

"No es extraño que tantos californianos sigan encarcelados antes del juicio simplemente porque no pueden pagar la fianza”, agregó la académica. “Esta es una cantidad extraordinaria de riqueza tomada principalmente de comunidades de color de bajos ingresos”.

El equipo de investigación decidió incluir grupos separados por el distrito del concejo municipal, para que los funcionarios electos puedan ver cuánto pagan sus electores “a una industria privada que no genera resultados”, aseveró Hernández.

“Otros estados han encontrado que las formas no monetarias de asegurar el retorno al tribunal han funcionado igual de bien, si no mejor que la fianza del dinero", dijo después de revelarse que otras 223,366 personas fueron encarceladas porque no pagaron fianza.

Dayvon Williams, quien pasó siete meses en la cárcel cuando no pudo pagar la fianza impuesta en su contra, sostiene que tenía 18 años cuando fue encarcelado y no podía darse el lujo de pagar la fianza.

“Tengo epilepsia y los guardias no me daban la dosis adecuada de mi medicamento", aseguró.

"Tuve varias convulsiones y me pusieron en confinamiento solitario durante dos semanas. Debido a que no tenía dinero para pagar una compañía de fianzas, mi salud sufrió y me perdí mi graduación de preparatoria”, indicó Williams.

Este es el primero de una serie de informes sobre libertad bajo fianza en la ciudad de Los Ángeles, el cual fue revelado este lunes.