Pago de Fianzas

El 63% de los presos en las cárceles de los condados no han sido sentenciados pero permanecen detenidos por días, semanas y hasta meses porque no pueden pagar por su libertad condicional

La mañana del 3 de noviembre de 2015, María Soto recibió una llamada telefónica que ningún padre quisiera enfrentar: su hijo Daniel de 18 años había sido apuñalado y estaba en el hospital bajo arresto.

La noche anterior, un hombre lo había atacado con un cuchillo a él y sus amigos al salir de un restaurante. Herido y sangrante, Daniel fue transportado al hospital y arrestado, ya que el atacante había hecho primero la denuncia.

El 10 de noviembre Daniel fue llevado a la corte, donde se declaró inocente del cargo de delito por asalto. Sin embargo, el juez le fijó una fianza de $30,000 dólares para obtener su libertad mientras seguía el juicio.

Para su madre una mecanógrafa que apenas gana para pagar la renta, las cuentas y mantener a sus dos hijos- era imposible reunir la suma requerida. No tenía ahorros ni propiedades que vender o usar como garantía para la fianza.

“Me sentía terrible. Él es mi hijo. No comía, no dormía, solo estaba preocupada por él”, recuerda.

En la cárcel, Daniel tampoco podía dormer debido al dolor de la herida infligida por el atacante. “Tuve que aguantarme”, dice.

Pago de Fianzas

El 17 de diciembre, seis semanas después de su arresto, durante una audiencia preliminar, el juez desechó el caso al no haber evidencias de crimen.

Daniel pudo irse a su casa finalmente, pero perdió un semestre escolar y un mes y medio de su vida en la cárcel por un crimen que no cometió y todo porque su familia no tuvo el dinero para pagar la fianza que le diera la libertad.

Castigo a los más pobres

Como Daniel, decenas de miles de personas en California son retenidas en las cárceles por una amplia variedad de crímenes debido a que no pueden pagar las fianzas.

Así lo documenta el reporte Sin afán de justicia: Cómo la prisión preventiva y el sistema de fianza en California castigan injustamente a las personas de bajos recursos” (‘Not in it for Justice’: How California’s Pretrial Detention and Bail System Unfairly Punishes Poor People).

El informe de la organización Human Rights Watch señala que en California el 63% de los presos en las cárceles de los condados no han sido sentenciados pero permanecen detenidos por días, semanas y hasta meses porque no pueden pagar por su libertad condicional antes del juicio, y sin haber cometido un delito.

Entre 2011 y 2015, fueron encarcelados 1,451,441 personas por delitos graves.  A medio millón de ellos no se les presentaron cargos por falta de evidencias por lo que no fueron hallados culpables.

En los seis condados analizados – Alameda, Fresno, Orange, Sacramento, San Bernardino y San Francisco – entre el 20% y el 30% de las personas detenidas pudieron pagar una fianza.

Muchos de los detenidos que no pueden pagar una fianza renuncian a su derecho constitucional de pelear los cargos  a cambio de hacer un acuerdo de culpabilidad solo para obtener su libertad y regresar a trabajar y sus familias, indica el estudio.

Otros salen de la cárcel completamente endeudados, como un californiano que pagó una fianza de $325,000 dólares por un familiar que fue absuelto.

Profundas disparidades

Los encarcelados antes de un juicio son abrumadoramente pobres, de clase trabajadora y de las minorías, reporta el estudio.

El costo promedio de las fianzas en California es cinco veces más alta que en el resto del país. Y eso no es todo. El sistema está plagado con profundas disparidades raciales. Los afroamericanos son fichados en las cárceles de California muchas veces más que la gente blanca, nueve meses más solo en San Francisco.

Los latinos, comparado con los blancos, son fichados y arrestados en niveles mucho más altos que los blancos”, dijo John Raphling, investigador senior de Human Rights Watch para Estados Unidos y autor del informe.

Observó que es difícil precisar la situación en Los Ángeles debido a que el condado no lleva un buen registro de la información de los detenidos en sus cárceles. “Por esa razón no podemos decir en qué nivel se encuentra comparado con el resto de condados de California”, señaló.

Sin embargo, el investigador mencionó que en los últimos años Los Ángeles continuamente liberan a gente de sus cárceles debido a que están sobrepobladas.

“El propósito de este estudio es hacer público el problema para hacer cambios, ya que ahora hay dos sistemas de justicia en California, uno para los pobres que tienen que pedir prestado y endeudarse para salir de la cárcel o que los castiga y obliga a declararse culpables sin serlo solo para obtener su libertad. Por otro lado, están los ricos que pueden pagar para salir y llegar a su juicio muy bien vestidos con traje”, indica.

fuente: la opinion http://laopinion.com/2017/04/11/por-no-poder-pagar-fianzas-miles-de-inocentes-permanecen-en-carceles-de-california/